Hablemos hoy sobre las estacas de pensamiento que muchos arrastramos aún sin darnos cuenta a través de los años y lo más importante como identificarlas para poder liberarnos de ellas y desplegar todo nuestro potencial.

Pero antes hablemos de elefantes, seguro que habrás visto en ocasiones imágenes de elefantes atados a un poste con una simple cadena y es inevitable pensar como un animal como el elefante que en su edad adulta puede llegar a pesar hasta 6.000 kilos, si has leído bien, hasta seis toneladas de peso resiste sin escapar atado a un poste con una simple cadena, te leo el cuento de «El Elefante encadenado» de Jorge Bucay, del que puede extraer valiosas lecciones cualquier emprendedor.

«Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por casi todos los niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

El misterio sigue pareciéndome evidente. ¿Qué lo sujeta? ¿Por qué no huye?

Cuando yo tenía cinco o seis años, todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a un maestro, un padre o un tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: «Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?».

No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho esa pregunta alguna vez.

Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:

El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy pequeño.

Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él.

Imaginé que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro… Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede.

Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo. Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza…

Todos somos un poco como el elefante del circo: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos pensando que «no podemos» hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo, cuando éramos pequeños, lo intentamos y no lo conseguimos. Hicimos entonces lo mismo que el elefante, y grabamos en nuestra memoria este mensaje: No puedo, no puedo y nunca podré.

Hemos crecido llevando ese mensaje que nos impusimos a nosostros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de la estaca.

Cuando, a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas, miramos de reojo la estaca y pensamos:

No puedo y nunca podré.»

Cuento de Jorge Bucay, puedes conocer más acerca de él en este enlace y en el siguiente video puedes escuchar este cuento narrado directamente por Jorge Bucay.

Jorge Bucay es un médico, psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor argentino, si no le conoces te recomiendo que visites su canal de YouTube y leas sus libros, ya que seguro que disfrutarás mucho de sus reflexiones y aprenderás mucho de él.

En su cuento hace una reflexión interesante sobre los elefantes, muchos no escapan de una simple cadena de la que podían liberarse fácilmente, porque llevan atados desde pequeños, y en esa etapa eran mas débiles que la cadena que les ataba, y aunque lo intentaran les era imposible y con el tiempo dejaron de intentarlo, llegando a su edad adulta con esa limitación aprendida y no volviéndolo a intentar.

De este cuento de Jorge Bucay podemos encontrar similitudes los seres humanos, también muchos hemos nacido con estacas de pensamiento aprendidas desde pequeños y las hemos dejado ancladas en nuestro subconsciente y son estas las que nos limitan o nos impiden liberar el potencial que todos llevamos dentro, tanto tú como yo, como todos los seres humanos que habitan este planeta.

Cada uno tendremos nuestras propias estacas de pensamiento aprendidas desde pequeños, identificarlas es vital para poder liberarnos de ellas, tu sabrás mejor que nadie cuales son las tuyas y te invito a que reflexiones sobre cuales son para poder libertarte de ellas, yo por mi parte te pondré tres que son habituales en emprendedores que empiezan y de las que hemos de liberarnos:

1.- Yo no sé lo bastante, no me veo capaz de montar mi propio proyecto.

Te diré algo obvio, hay muchas personas que saben mucho más que tú, pero ya que estamos diciendo obviedades te digo otra, hay muchas personas que saben mucho menos que tú.

De las personas que saben más que tú tienes que aprender, pero a las personas que saben menos que tú las puedes enseñar o ayudar dependiendo de a lo que quieras dedicar tu proyecto.

Lo primero es que te analices, tu solo, en la intimidad de tu hogar, piensa sobre todo en tus puntos fuertes y en lo que te gusta hacer, a que dedicarías el tiempo aunque no te pagaran, eso que realmente te apasiona, y es a ello a lo que debes dedicarte.

Al final, la vida no solo se trata de tener dinero o de un proyecto rentable, que también es muy importante, la vida es muy corta como para desperdiciarla, así que dedícate a lo que te gusta, hay una frase celebré que dice «trabaja en lo que te apasiona y no volverás a trabajar en toda tu vida»

Puede que tengas razón cuando digas que no te ves capaz, que sientas que tienes muchas carencias, pero siempre que hay un problema hay una solución a ese problema, así que mira y analiza como puedes solucionar tus carencias…. si se trata de falta de conocimientos tienes la suerte de vivir en la época de internet y gracias a internet el conocimiento se ha democratizado más que en ninguna otra parte de la historia humana.

Al alcance de un solo clic tienes multitud de conocimiento disponible para ti, para que puedas prepararte adecuadamente para los retos que enfrentes en tu proyecto.

Si te sirve de algo mi experiencia, puedes ir y visitar mi página web, ver algunos proyectos web que he realizado, algunas apps que he diseñado y algunos proyectos con arduino que he preparado… y no creas que yo nací con todos esos conocimientos, es cierto que me forme de joven, pero ¿sabes como aprendí a hacer todas estas cosas que te acabo de mencionar? Con dos cosas que tu seguro que también tienes, un ordenador conectado a internet y con horas, sí, con muchas horas.

Cuando algo te apasiona sacas todas las horas disponibles para aprender a hacerlo y como te he mencionado tenemos la suerte de vivir en la época donde es más fácil y asequible adquirir los conocimientos que necesitas, por eso te ánimo a que pienses en lo que te gusta y si ya lo controlas que te pongas con ello, y si tienes alguna carencia, ya sabes, busca como puedes suplirla y prepárate, todo lo que inviertas en tu crecimiento personal y emocional te será devuelto con creces.

2.- No tengo dinero para poner en marcha mi proyecto.

Y puede que tengas razón, la falta de dinero es común en la mayoría de la población, pero si te gusta analizar la biografía de personas que han triunfado en sus proyectos verás que no todos eran millonarios cuando empezaron, empezaron con lo que tenían y poco a poco fueron aprovechando los recursos generados para crecer.

Te pongo tres ejemplos:

Jeff Bezos no empezó su proyecto fundando Amazon y te aseguro que tampoco tenía el dinero para hacerlo cuando empezó… empezó vendiendo libros.

Steve Jobs fundó Apple con muchas ideas y trabajando en un garaje.

Y Bill Gates se convirtió en una de las personas mas ricas del mundo vendiendo un sistema operativo bastante inestable llamado windows, si, eso daría para un tema entero.

Pero seguro que captas la idea, y aunque es complicado llegar al éxito que han tenido estas tres personas que te cito también hay miles de historias de biografías de personas que han tenido éxito en su proyecto empezando desde cero.

El dinero puede hacer que te sea mas fácil o más rápido montar tu proyecto, pero lo más importante no es el dinero, es tu voluntad y tu esfuerzo.

Así que si el dinero es tu problema, busca maneras de solucionarlo, por ejemplo con crowdfunding o buscando inversores, o empieza con proyectos más pequeños o trabajando para alguien con el fin de juntar el dinero que necesites.

Tu voluntad y ganas de lograrlo siempre serán más importantes que el dinero necesario.

3.- Emprender es muy complicado, no lo veo fácil.

Y claro que emprender no es fácil, si fuera fácil todo el mundo sería como Jeff Bezos, como Steve Jobs o como Bill Gates… así que te diré algo bastante evidente, nada que merezca realmente la pena es fácil, todo lo que verdaderamente merece la pena requiere esfuerzo.

Si vas a emprender lo primero que debes hacer y lo más importante de todo es fortalecer tu mente, estudia, reflexiona, aprende, medita… en la vida serás tan grande como grande sea tu mente.


Espero que te haya gustado el tema que hemos tratado hoy y sobre todo que te haya resultado útil para ti, y ya como despedida mis mejores deseos para ti, para lo que tengas pensado hacer con tu vida y ante todo, el mejor consejo que puedo darte, disfruta con lo que hagas, no hay nada mejor en la vida ni ningún sentimiento superior a que te sientas feliz y realizado con tu proyecto de vida.

Si te ha gustado este tema que he tratado hoy, en primer lugar decirte que me alegro mucho de que te haya gustado y en segundo lugar decirte que también tienes este tema así como otros disponibles en mi podcast, puedes encontrar toda la info aquí, y para mí será un placer que me acompañes también en mi podcast.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a la newsletter para ser el primero en recibir los nuevos contenidos que voy generando.

No te preocupes, odio el spam tanto como tú, solo te enviaré un correo cuando haya nuevo contenido en el blog.

Y si algún día te quieres dar de baja podrás hacerlo cuando quieras.

Seguimos en contacto!!

Te has suscrito correctamente!!

Pin It on Pinterest

×