Si empiezas a emprender pudieras pensar que lo más importante par emprender es tener una idea, y aunque es cierto que tener una idea es fundamental para emprender, no es cierto que sea lo más importante.

Lo más importante es el desarrollo de la idea, hasta donde seas capaz de llevar la idea que tienes, eso será lo más importante y lo que hará de tu idea un éxito o un fracaso.

Así que centrémonos en el desarrollo de la idea,

¿Cómo vas a dar forma y vida a aquella idea que tienes en la cabeza?

Hay muchos aspectos que dependerán exclusivamente del tipo de proyecto que quieras llevar a cabo, pero hay algo común en la realización de todos los proyectos y de eso es lo que vamos a hablar hoy: «Tener claros los objetivos y definirlos bien».

Podemos definir «Objetivo» como «fin que se quiere alcanzar y al cual se dirige una acción».

Seguro que tienes claro el objetivo final de tu proyecto, pero para conseguirlo no basta con tener solo un objetivo final.

Es necesario tener distintos tipos de objetivos relacionados con tu proyecto: objetivos a corto plazo, objetivos a medio plazo, y objetivos a largo plazo.

Dar vida a un proyecto no es algo fácil, ni rápido, y si solo tienes un objetivo final lo mas seguro es que desperdicies mucho tiempo o te desanimes antes de cumplir tus objetivos.

Tú tendrás claro cual es tu objetivo final en tu proyecto, pero imagina que sea llegar al móvil de 1 millón de personas con tu app o sitio web, o bien, ganar un 1 millón de euros; vale, ambos objetivos son loables, pero si solo piensas en eso y notas que pasan los meses y no lo consigues empezarás a desanimarte, te empezarán a fallar las fuerzas, empezarás a dudar de ti y de que seas capaz de lograr lo que te has propuesto, y lo mas fácil es que en algún punto de la travesía te bajes del barco y te olvides de lo que estabas haciendo.

Así que para que no te pase esto que hemos estado comentando, hazte las siguientes preguntas:

¿Cual es mi objetivo final con mi proyecto, hasta donde quiero llegar?

¿Cuanto tiempo me doy para llegar a mi objetivo final?

¿Que voy a hacer en este primer año para conseguirlo?

¿Que voy a hacer este mes para conseguirlo?

Y por último en función del tiempo disponible que tengas para tu proyecto, ¿Qué voy a hacer esta semana o cada día de esta semana para conseguir mis objetivos?

Una vez que tengas clara la respuesta a estas preguntas podrás definir tus objetivos a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo.

Coge un papel y boli, o bien abre tu app de notas y empieza a comprometerte contigo mismo, que es lo que vas a hacer para dar vida a tu proyecto.

Poner tus compromisos por escrito te ayudará a no echarlos en el olvido y a que puedas recordarlos cada día y ver como lo llevas en el cumplimiento tus objetivos.

Algo que a mí me ha ayudado siempre a dar vida a mis ideas y proyectos es lo que te he estado contando hasta ahora, fijarme objetivos a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo.

Pongamos un ejemplo, quieres prestar tus servicios como profesional de tu sector (sea lo que sea a lo que te dediques profesionalmente) y darte a conocer en tu sitio web con todo lo que haces, este sería tu proyecto.

Tu objetivo final seguro que será que las personas donde prestas tus servicios te conozcan y confíen en ti, convertirte en un referente en el sector en que trabajas.

Ahora bien, lo primero que tienes que pensar para llegar a ese objetivo final es que pasos vas a dar para conseguirlo y cuales son tus conocimientos actuales.

Casi lo primero que debes hacer es ser objetivo con los recursos de los que dispones, porque eso fijará en parte tu hoja de ruta.

Pongamos que decides que debes tener un sitio web y hacer marketing para darte a conocer, una vez lo tengas claro puedes hacer dos cosas dependiendo del dinero del que dispongas para tu proyecto, contratar a un profesional para que haga tu sitio web y a un profesional que lleve el marketing de tu negocio, o bien si no tienes tantos recursos, tendrás que hacerlo tu mismo.

Aquí ya vas viendo por donde tienes que definir tus objetivos, mi recomendación es que siempre es bueno que adquieras los conocimientos para poder hacerlo tu mismo, aunque si luego tienes los recursos necesarios puedas contratar a personas que te lleven distintas áreas de tu negocio.

En esta parte tendríamos unos objetivos a medio plazo, tener un sitio web y promocionarlo; ahora solo te quedaría definir un plazo de tiempo para llegar a ese medio plazo, si lo haces tú, dependerá ese tiempo de tus conocimientos actuales o de cuanto tiempo tardes en adquirirlos y si lo vas a contratar, si es bueno que fijes unos plazos de tiempo determinados y que sean razonables.

Ahora vendrían los objetivos a corto plazo, ¿que voy a hacer hoy, que voy a hacer esta semana para ir dando vida a mi proyecto?

Como desarrollador web un error común que observo en los clientes cuando contratan los servicios de un profesional para hacer un sitio web es pensar que el profesional va poder contar todo de tu sector y plasmarlo en la web, pero eso es imposible o si alguien hace ese trabajo por ti seguramente no sea de la calidad que tú requieras… ¿por qué? porque nadie mejor que tú sabe lo que haces y cuales son tus puntos fuertes, así que te recomiendo que tanto que tú diseñes tu web como que un profesional te la diseñe, seas tú mismo el que esté muy pendiente de los contenidos y de lo que se va a decir en la web.

Un profesional del diseño web puede ayudarte a hacer un sitio web bonito, adaptado a los requerimientos actuales, adaptable a todo tipo de dispositivos y optimizado para SEO y para el posicionamiento de tú sitio web, pero los contenidos siempre deberían de ser tú responsabilidad y tú deberías de prepararlos, aunque luego un profesional pueda ayudarte a completarlos y a darles forma en el sitio web.

Esto es solo el sitio web, pero también es importante que sepas de marketing para promocionar tu negocio, tanto ya sea que lo vayas a llevar tú como ya sea que lo contrates con algún profesional , siempre es bueno que tengas una base de marketing, porque habrá cosas que siempre dependan de ti, como puede ser el trato con los clientes finales de tu negocio, y si… aunque casi todo el mundo odia vender, la realidad es que todo emprendedor debe saber vender y que vas a tener que vender todos los días, debes saber vender tu proyecto e incluso saber venderte a ti mismo como profesional del sector, esa será la clave para que tu negocio triunfe, hay tres axiomas que deberías de tener siempre en cuenta:

Si no eres profesional no tendrás clientes de calidad y tendrás un mal futuro.

Si eres profesional pero no sabes vender lo que haces, no tendrás clientes y tendrás un mal futuro.

Si eres profesional y sabes vender lo que haces, tendrás un buen futuro por delante.

Hasta aquí solo han sido unas ideas generales, pero hay muchas más cosas que debes hacer para dar vida a tu proyecto y que dependerán en gran medida del tipo de proyecto que vayas a realizar.

Hay una frase célebre que dice,

«El peor error que puedes cometer es mentirte a ti mismo»

Nunca permitas que te pase esto, nunca te mientas a ti mismo, por eso lo que quería transmitirte hoy, es que ya que has decidido emprender, para que tengas las mayores probabilidades de éxito, es que te comprometas contigo mismo, que definas tus objetivos por escrito y sobre todo que definas cuales van a ser tus objetivos finales, tus objetivos alargo plazo, tus objetivos a medio plazo y tus objetivos a corto plazo, definiendo un tiempo para cada uno de ellos y que te esfuerces por cumplir los plazos que te hayas propuesto.

Hasta aquí la entrada de hoy, si te ha gustado te pido que me ayudes a compartirlo en alguna de las redes sociales que tienes abajo del artículo para que así llegué a mas personas y a mas emprendedores.

También comentarte que puedes también escuchar este artículo en mi podcast («El podcast de Roberto Gómez«) tanto aquí en mi blog como en las principales plataformas de podcast, en el enlace que te he puesto tienes toda la información.

Y por último si quieres saber más de mi y estar en contacto conmigo, puedes acompañarme en mis redes sociales, Instagram, Facebook, YouTube y Twitter, y ya solo me queda agradecerte mucho que me hayas acompañado hasta aquí y nos vemos en el próximo artículo del blog.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a la newsletter para ser el primero en recibir los nuevos contenidos que voy generando.

No te preocupes, odio el spam tanto como tú, solo te enviaré un correo cuando haya nuevo contenido en el blog.

Y si algún día te quieres dar de baja podrás hacerlo cuando quieras.

Seguimos en contacto!!

Te has suscrito correctamente!!

Pin It on Pinterest

×